4 min de lectura

7 estrategias efectivas para ampliar tu vocabulario en inglés

Ekaterina, fundadora de Element, una empresa especializada en entrenamiento lingüístico y comunicacional para profesionales de la tecnología, nos ofrece sus estrategias para incorporar nuevas palabras en inglés de manera sencilla. 

Ekaterina, fundadora de Element

Piensa en un mundo donde cada palabra nueva que aprendes actúa como la llave a un tesoro de riquezas lingüísticas. Te facilita expresarte con claridad, dinamismo y una fluidez sin par. Pero aquí surge una pregunta esencial: ¿Cuántas palabras necesitas dominar para sentirte a gusto en cualquier conversación? La respuesta depende de tus metas personales y lo que aspiras a alcanzar.

Acompáñanos en este apasionante viaje para ampliar tu vocabulario.

  • Para una comprensión básica y una comunicación simple, unas 1000 palabras comunes bastan. Estas te brindan las herramientas comunicativas esenciales.

  • Para expresar tus ideas libremente, comprender discursos extensos y disfrutar películas, se aconseja conocer entre 3000 y 4000 palabras.

  • Si buscas una inmersión total y alcanzar un nivel cercano al de un hablante nativo, serán necesarias aproximadamente 20.000 palabras.

Descubre tu nivel de inglés

7 estrategias efectivas para ampliar tu vocabulario en inglés

Expandir tu vocabulario puede parecer una tarea sin fin, sobre todo si no defines metas claras ni criterios para saber cuándo las has alcanzado. En Element, a través de su enfoque de coaching, enfatizan en la importancia de establecer objetivos específicos y plazos definidos. Aumentar tu repertorio de palabras no es la excepción. A continuación, te presentamos las 7 reglas clave para enriquecer tu vocabulario en inglés. 

1. Sé específico

Identifica áreas específicas de tu vida en las que puedas aplicar el idioma extranjero de manera práctica y, con base en ello, crea listas de palabras para aprender.

Considera, por ejemplo, una llamada de trabajo con colegas de Estados Unidos. Las conversaciones comienzan con sonrisas y charla informal. Aunque entiendes algunas palabras, te resulta difícil participar activamente. Te percatas de que tus colegas emplean diversas expresiones idiomáticas, y te sientes inseguro sobre cómo manejar la conversación.

Entonces, ¿cuál es el plan? ¿Intentarás captar cada palabra, esperando que tus habilidades lingüísticas mejoren mágicamente? ¿Te centrarás en las negociaciones comerciales o en temas más generales como "el clima"? Bueno, seamos realistas. La respuesta es obvia.

Para fortalecer tu habilidad en la conversación informal durante las llamadas laborales, es crucial identificar esas palabras y frases específicas que deseas incorporar a tu vocabulario. Opta por un tema comúnmente abordado en estas conversaciones, tal como planes para el fin de semana, recomendaciones de libros o restaurantes, chistes o anécdotas. Es importante recordar que el propósito de la charla informal es fomentar buenas relaciones, generar un ambiente cordial y establecer un tono positivo. Dicho esto, el vocabulario funcional que adquieras debe orientarse a estos fines.

2. Determina el número de palabras

Fija una meta específica de palabras que quieras aprender en un tiempo determinado. Comienza con cifras realistas y alcanzables.

Puedes usar el método SMART para establecer tus metas. SMART significa Specific (Específico), Measurable (Medible), Attainable (Alcanzable), Relevant (Relevante) y Time-bound (Limitado en el tiempo). Un ejemplo podría ser: "aprender 50 palabras nuevas sobre 'planes de fin de semana' en 2 meses”.

3. Considera tu disponibilidad

Evalúa tu agenda y decide cuánto tiempo puedes dedicar a aprender nuevas palabras cada semana. Se realista y establece una cantidad de palabras que puedas asimilar cómodamente en el tiempo que dispones. Es importante no sobreestimar tu capacidad, ya que no alcanzar tus metas lingüísticas puede decepcionarte y desmotivarte.

4. Desglosa el objetivo general en objetivos más pequeños

Divide tu objetivo general en objetivos más pequeños para hacer el proceso de aprendizaje más manejable. Si tu meta es aprender 50 palabras nuevas, por ejemplo, puedes segmentarla en 5 etapas: 10 palabras por semana.

5. Registra tu progreso

Es crucial llevar un registro de tu progreso y revisar los objetivos alcanzados. En Element, sugerimos utilizar aplicaciones de ampliación de vocabulario como:

  • Memrise: Ofrece una extensa variedad de cursos en distintos idiomas y temas acordes a tus intereses y nivel lingüístico. Puedes optar por cursos tales como "Inglés para principiantes" o "Inglés para negocios". Uno de los métodos de aprendizaje principales en Memrise son las tarjetas memotécnicas, que aplican diversas técnicas de repetición y recordatorio para facilitar la consolidación del material aprendido.

  • Quizlet: Permite a los usuarios crear tarjetas memotécnicas personalizadas con conjuntos de palabras sobre temas de interés o estudio. Ofrece diferentes modos de aprendizaje para ayudarte a alcanzar tus objetivos. El modo "Tarjetas de memoria" facilita el aprendizaje de nuevas palabras mediante preguntas y respuestas, mientras que el modo "Prueba" evalúa la comprensión y retención. La función "Repaso" te permite revisar palabras y conceptos en intervalos específicos, fortaleciendo así el aprendizaje.

  • Anki: Se centra en el trabajo con mazos de tarjetas memotécnicas. Dentro de cada mazo, creas tarjetas que muestran una palabra o frase en inglés de un lado y su traducción o definición en tu lengua materna del otro. Puedes agregar imágenes, audio y datos adicionales a las tarjetas. Anki utiliza un sistema de repetición espaciada que te ayuda a memorizar eficientemente las palabras.

6. La constancia es la clave del éxito

Fija una rutina diaria para el uso de aplicaciones de aprendizaje de idiomas y cúmplela. 10 minutos al día, todos los días, son mucho más efectivos que dos sesiones de una hora a la semana.

7. Práctica, práctica y un poco más de práctica

No tengas miedo de usar nuevas palabras en tus conversaciones. Úsalas en situaciones cotidianas, aunque inicialmente pueda resultar un desafío. Cuanto más uses las nuevas palabras, más fácilmente se integrarán a tu vocabulario habitual.

Publicaciones relacionadas