3 min de lectura

¿Por qué tu inglés puede sonar barato? No caigas en estas trampas de la comunicación

Ekaterina, fundadora de Element –una empresa de capacitación en lenguaje y comunicación para especialistas en tecnología–, habla sobre los errores comunes que pueden hacer que tu inglés suene “barato”.

Ekaterina, fundadora de Element

¿Alguna vez te has encontrado en medio de una conversación donde parece que tu inglés simplemente no está a la altura? Tal vez has notado que tu discurso se percibe como poco sofisticado o refinado, cuando menos, lo que te genera cierta vergüenza.

Bueno, no te preocupes, estoy aquí para ayudarte a identificar y evitar estas trampas de la comunicación que pueden hacer que tu inglés suene barato. ¡Vamos a ver los errores comunes para mejorar tu dominio del idioma!

Excessive use of slang and filler words

Ante todo, hablaré sobre el uso excesivo de jerga. Aunque la jerga puede darle un toque divertido y casual a tu discurso, si la exageras, puede que se termine percibiendo como algo poco profesional y carente de sofisticación, por ejemplo, el uso excesivo de palabras de relleno como like, um o you know. Estas muletillas pueden restarle valor a tu mensaje y dar la impresión de que no estás seguro/a de lo que estás diciendo. Busca, en cambio, claridad y precisión en tu discurso evitando el uso innecesario de jerga y palabras de relleno.

Cuando necesites un momento para ordenar tus ideas en una conversación, puedes usar algunas de estas frases de relleno:

  • Let me think for a second...

  • Interesting point, let me take a second to reflect... 

  • That's a good question, give me a moment…

Gramática deficiente

Otro obstáculo común es la gramática deficiente y el uso incorrecto del vocabulario. No hay nada que suene más barato que malinterpretar palabras o no respetar las reglas básicas de gramática. Considera la diferencia entre your y you're o there, their y they're. Si confundes estos conceptos básicos, tu inglés sonará descuidado y poco profesional. Por ejemplo, si dices: Your going to love this en lugar de You're going to love this, esto puede socavar tu credibilidad y tu atención a los detalles.

Errores de pronunciación

A continuación, abordemos los errores de pronunciación. Pronunciar mal las palabras puede influir significativamente en la percepción que los demás tengan de tus habilidades lingüísticas. Por ejemplo, pronunciar nuclear como nucular o library como liberry puede sonar como una falta de educación y alterar el efecto de tu mensaje. Dedica tiempo a practicar la pronunciación y la enunciación correctas para sonar más profesional y articulado/a en tu comunicación.

Clichés y frases gastadas

Además, el uso de clichés y frases gastadas puede abaratar tu discurso. Frases como at the end of the day, think outside the box o hit the ground running pueden resultar familiares, pero si dependes demasiado de ellas, tu lenguaje sonará trillado y poco inspirado. Por el contrario, trata de ser original y creativo/a en tu elección de palabras y expresiones para atrapar la atención y el interés de tus oyentes.

Tono y enunciación inapropiados

Por último, ten en cuenta tu tono y enunciación. Hablar demasiado alto o rápido puede transmitir una sensación de nerviosismo o falta de confianza, lo cual puede restar importancia al efecto general de tu mensaje. Practica cómo hablar con un tono tranquilo y moderado para transmitir profesionalismo y autoridad en tu comunicación.

En conclusión, al sortear estos obstáculos comunes de la comunicación –como exceso de jerga, gramática deficiente, mala pronunciación, clichés y tono inapropiado– puedes mejorar tus habilidades de inglés y asegurarte de que tu discurso suene profesional y cuidado. Con un poco de conciencia y práctica, estarás bien encaminado/a para comunicarte con confianza y sofisticación.

Entonces, toma nota de estos ejemplos, perfecciona tus elecciones lingüísticas ¡y observa cómo tu inglés se vuelve elegante en poco tiempo!

Descubre tu nivel de inglés
Publicaciones relacionadas