3 min de lectura

7 estrategias para memorizar nuevas palabras

Ekaterina, la fundadora de Element, una innovadora empresa dedicada a la formación lingüística y comunicacional para expertos en tecnología, comparte sus recomendaciones sobre cómo memorizar fácilmente nuevas palabras.

Ekaterina, la fundadora de Element

“Nuestros estudiantes, profesionales exitosos y siempre ocupados, priorizan su tiempo buscando lograr resultados de manera eficiente. Frecuentemente nos solicitan métodos para avanzar rápidamente y con la mayor efectividad posible”, comenta Ekaterina.

El progreso en el aprendizaje de un idioma está fuertemente ligado a la velocidad con la que amplías tu vocabulario. En el artículo anterior, discutimos técnicas efectivas para su expansión. Hoy nos enfocaremos en estrategias para memorizar palabras eficazmente, una vez seleccionado un tema pertinente para tus objetivos.

1. Estrategia dos en uno

Cuando aprendas palabras nuevas, vincularlas con situaciones reales puede hacer que el aprendizaje sea más entretenido y eficaz.

Piénsalo así: te topas con un término completamente nuevo. En vez de solo memorizar su traducción, tómate un momento. Encuentra un ejemplo o frase donde esa palabra se utilice y memorízalos juntos. De este modo, cada palabra que aprendas tendrá una aplicación real. Es el contexto lo que facilita la memorización y comprensión del nuevo vocabulario.

Veamos cómo aplicar “bug” en el contexto de “error”:

  • Patch the bug in the system — Corrige el error en el sistema.

  • Encounter the bug — Encuentra el error.

Entonces, en vez de estudiar palabras aisladamente, estás desarrollando una red de términos interrelacionados. ¡Es como un beneficio doble!

2. El poder secreto de los sinónimos y antónimos

Explorar sinónimos (palabras con el mismo significado) y antónimos (palabras con significado opuesto) de nuevos términos es como descubrir un arma secreta. No solo enriquece vocabulario, sino que también puede ser un salvavidas en conversaciones.

Si se te olvida una palabra específica, contarás con una serie de sinónimos a tu disposición. Así, podrás mantener el diálogo fluido sin interrupciones. Adiós a las pausas incómodas.

Por ejemplo, al hablar de un "bug" (error informático), términos como "problema" y "falla" forman parte del mismo equipo. Es como organizar una fiesta de palabras donde todos son bienvenido y tú brillas como anfitrión.

3. Familiarízate con la familia de palabras

Un método efectivo para expandir tu vocabulario es memorizando términos con raíces similares.

¿Sabes cómo se dice "reparar errores" en inglés?

Se dice "debug."

Ejemplo: games are the worst to debug.

Así de sencillo es sumar otra palabra a tu arsenal.

4. Tesoros lingüísticos

Incorporar expresiones y modismos es añadir ese toque especial a tu manejo del idioma. Te hace resaltar, hace que tus conversaciones fluyan con mayor naturalidad, mejora la comprensión y permite que las interacciones fluyan sin trabas en diversas situaciones.

Considera este ejemplo con nuestro amigo "bug". Al utilizarlo en un contexto informal, le das un giro completamente nuevo. Decir "I've got a travel bug" significa que tienes un gran deseo de viajar. O usar “fishing bug" para expresar cómo el lago Narach despertó tu pasión por la pesca.

Los modismos pueden parecer incomprensibles si intentas traducirlos literalmente.

5. Más allá de las risas

Según investigaciones científicas, un ambiente de aprendizaje positivo está directamente relacionado con mejores resultados educativos.

Las bromas no son solo motivo de risas, ¡te facilitan descifrar el lenguaje! Estudiar y utilizar el humor mejora las habilidades de conversación, amplía el vocabulario y enseña estructuras lingüísticas en contextos adecuados. Además, es mucho más fácil recordar algo que te hizo reír mucho.

Por ejemplo:

  • If you cannot fix a bug, try to prove it's a feature. — If you cannot fix an error, call it a feature.

6. El protagonista de la revisión

¿Recuerdas cuando mencioné aplicaciones útiles como Quizlet, Anki y Memrise?  

Estas herramientas te permiten repasar nuevas palabras de manera sistemática, asegurando su permanencia en tu memoria. Es como fortalecer tus músculos lingüísticos con ejercicios entretenidos.

7. Ponlas en práctica

Con el objetivo claro de mejorar tu fluidez y confianza, ¡integra de inmediato esas nuevas palabras en tu comunicación diaria! La finalidad de acumular vocabulario es avanzar hacia la maestría del idioma. No importa si es en Slack o durante una llamada, lo importante es usarlas activamente.

Sé creativo: transforma tus nuevas palabras en pequeñas historias o rimas. Es crucial hacer un esfuerzo extra para asegurar que estas palabras se integren de forma permanente en tu repertorio lingüístico.

Descubre tu nivel de inglés
Publicaciones relacionadas